Corpus Christi

Una fiesta religiosa más allá de la tradición

Las Vísperas

L a villa de Marchena se va trasformando los días previos a la procesión de Corpus; sus balcones y fachadas se engalanan con colgaduras, guirnaldas, banderas, flores, etc.; dando la sensación de realizar un viaje al pasado, a pleno siglo XVIII.

En las calles el ambiente se vuelve festivo, la tarde-noche de vísperas de la procesión, entre un ir y venir de curiosos vecinos y foráneos, se procede al montaje de magníficos altares que realizan las hermandades, asociaciones, conventos y vecinos; sacando a la calle el rico patrimonio que encierran las iglesias de Marchena y casas particulares (las plantas en macetas de flores coloridas, enredaderas, guirnaldas, grandes faroles, vistosas y enormes portadas o arcos triunfales, hilo ambiental o musical barroco en partes de las calles del recorrido, lienzos y antiguos cuadros y tallas, mantones, colgaduras, gallardetes, tapices y alfombras antiguas tejidas a mano y otras efímeras de vivos colores elaboradas con serrín tintado, olores a juncia, romero, tomillo, menta y otras hierbas aromáticas, lámparas florales, convivencia entre vecinos con productos típicos) En definitiva, todos los vecinos se afanan en exornar sus calles y plazas, sacando lo mejor de sí, llegando a transformarlas en verdaderos templos externos; convirtiendo así esta jornada en una noche mágica y preciosa que finaliza en la mañana del Jueves de Corpus con la Santa Misa en el templo matriz de San Juan Bautista.

Para dicha ocasión y entre diversas actividades, las instituciones públicas de la localidad organizan un concurso de altares y fachadas. Todos estos altares quedan expuestos a la admiración del pueblo durante la noche previa a la procesión. Del mismo modo algunas entidades organizan conciertos de música por el recorrido del mismo, para deleite de todos aquellos que disfrutan de este día. Igualmente y con motivo de esta festividad, los restaurantes y bares de esta localidad, participan en un concurso que premia la mejor tapa y bebida. Actividad ésta que va a ligada a otras de tipo lúdico como son el parque de atracciones para los más pequeños del hogar o el tren turístico. El comienzo de esta importante fiesta recae en la tarde-noche del miércoles (vísperas de la festividad) hasta el domingo de infraoctava de Corpus. Siendo visible la celebración de esta solemnidad en otros cultos de las demás parroquias, hermandades y asociaciones de la localidad.

El Cortejo Procesional

L

a comitiva la inician, los niños Carráncanos, son llamados así porque son los que arrancan la procesión. Custodiados por un pertiguero, con pértiga de plata del siglo XVIII. Tras éstos, la cruz que la inicia, seguida de los niños de primera comunión de las tres parroquias de la localidad, portando estandartes alusivos a éstas.