Arquitectura Particular


Marchena un patrimonio
al descubierto

Casa Palacio (Casa San Juan, 6)

Este edificio privado tiene las características propias de las casas­ palacio de la segunda mitad del siglo XVIII, es de estilo barroco, posee dos plantas y cubierta de tejas a dos aguas.

La portada es de cantería adintelada con columnas toscanas que apoyan sobre pedestales bulbosos.

En el cuerpo alto se abre un balcón que se remata con con un frontón mixtilíneo roto, que incluye un escudo fechado en 1785 que perteneció al mariscal y artillero de campo de ultramar D. Federico Valera, interiormente destacan el zaguán y el patio.

El zaguán tiene una puerta en su lado derecho de interesante carpintería donde se emplea los temas geométricos, con remates estrellados en los ángulos.

El patio es de planta rectangular con arcos de medio punto sobre columnas de orden toscano y un cierro con cristaleras que pudiera ser un añadido del XIX.

En la planta alta, el patio posee balcones con cierros, propios de la arquitectura del XVIII.

Interesante es la ubicación de la escalera ya que no está en el patio sino que se sitúa en uno de los pasillos, tras una puerta.

En el lado sur de la casa están las caballerizas y zonas de servicios, que tienen acceso independiente desde la calle.

Los jardines se abren en la trasera de la casa, donde se aprovecha el antiguo lienzo de muralla para abrir diversos miradores de una sola planta, el más interesante es el que se encuentra a eje con la portada principal y el patio. Se accede a él por medio de una pequeña escalera y posee vanos con arcos semiapuntados.

Aquí nacieron los hnos. Lorenzo y León Coullaut Valera, el primero, ilustre escultor con colección pública en la ciudad, el segundo, descubridor del vaso campaniforme neolítico, hoy en el museo arqueológico de Madrid.

Casa Palacio (Calle Mesones)

Esta casa señorial de la calle Mesones es del siglo XIII con portada de cantería adintelada.

Las rejas que cierran los grandes ventanales de la fachada son de la misma época, en el dintel de la puerta, parece haber existido una inscripción.

A través de un zaguán, reformado en los siglos XIX y XX, ingresamos en el patio que centra el conjunto del edificio, éste se levanta sobre cuatro gruesas columnas toscanas con grades arcos apuntalados.

Las puertas que comunican con las distintas dependencias, tienen motivos geométricos y temas estrellados en las esquinas.

En el ángulo noroeste se abre la escalera.

El patio en su piso superior, posee cuatro balcones.

En los ángulos están los sistemas de desagüe por medio de gárgolas de piedra en forma de cañón.

Al fondo de la casa estarían unos bellos jardines hoy inexistentes, actualmente es de propiedad particular.

Casa del Escudo (Calle Carreras)

Esta casa señorial de la calle Carreras nº 19 tiene portada de ladrillo adintelada flanqueada por pilastras y con escudo y cierra en la clave.

El amplio balcón que se apoya sobre la cornisa posee una interesante baranda de hierro.

En su interior, el patio presenta las características propias de la arquitectura doméstica de principios del s. XVII con doble galería.

La inferior de arcos de medio punto con ménsulas de ladrillo en las claves, sobre columnas de orden toscano, la superior, actualmente cegada, posee capiteles de “castañuñelas”.

Las enjutas quedan ornamentadas con triángulos realizados en ladrillos.

Existe documento de encargo de construcción de un patio, en 1600, en la misma situación y características de esta vivienda.

Esta casa fue reformada en el s. XVIII en su fachada, sin modificar su estuctura primitiva.

Destacamos el escudo nobiliario perfectamente conservado, en su fachada.

Actualmente es vivienda particular.

La Cilla del Cabildo

Las primeras noticias de la Cilla del Cabildo se remonta a los primeros años del siglo XVI, concretamente a 1610.

Sufrió remodelaciones y ampliaciones en el s. XVIII. Siendo esta obra la que podemos observar en la actualidad.

En planta, el edificio se organizan tres naves en forma de “u”.

Exteriormente destaca la fachada, articulada en dos plantas y dividida en cinco tramos mediante pilastras dóricas gigantes, siendo el tramo central más estrecho que los laterales.

La portada principal posee arco rebajado y rebajado en su primer cuerpo en un fronton triangular partido, este frontón tiene el emblema del cabildo sevillano donde aparece la giralda.

A lo largo de la fachada se abren ventanas, siendo las de la planta baja más interesantes, con herrajes del s. XVIII.

La cubierta exterior es de tejas y a dos aguas.

El interior es simple pues su cometido era solo el de almacenar granos.

Tiene artesonados de traza simple, aunque en la nave este se encuentra el artesonado más interesante y mejor conservado de par y nudillo, también destacan algunas puertas de madera.

Las tres naves forman en el interior un patio con la misma arquitectura.

Hoy día es vivienda particular lo que ha modificado bastantes aspecto original.

Casa del Ave María

MONTIEL/PONCE DE LEÓN Por sucesión RAMÍREZ DE CARTAGENA/ MENDIGUTÍA/ COULLAUT-VALERA

El Señorío de Marchena, en propiedad desde la reconquista en manos de los Ponce de León, está íntimamente relacionado con Jerez y Arcos de la Frontera.

Alrededor del Señorío y emparentados con ellos se crea una Corte Ducal.

Distribuyendo cargos, capillanías y alfarecías se construyen palacios en los aledaños de la Plaza Ducal, pequeños alcazáres y otras dependencias.

A finales del Siglo XV se construye La Casa Palacio del Ave María por Don Juan Manuel Montiel Paz Ponce de León, siendo residencia de los alcaides de la Mota, de los capitanes del estado de arcos y alférez mayor en la toma de Gibraltar y residencia del alcalde perpetuo de la Real Chancillería de Granada (Ramírez Cartagena).

El edificio tiene un patio abierto de doble arcada apoyados sobre columnas toscanas.

La Casa-Palacio del Ave María está situada en el corazón del barrio de San Juan, en las inmediaciones del Palacio Ducal y frente a la antigua cárcel de la villa.

La primera fábrica de esta mansión, data de finales del Siglo XV, siendo objeto de numerosas ampliaciones y modificaciones en siglos posteriores.

Entre 1610 Y 1620 sufrió remodelaciones en el patio claustral y en la construcción de dos grandes artesonados en la parte superior, obra que recuerda al maestro carpintero, alarife y tratadista marchenero Diego López de Arenas.

El edificio posee forma de "U" y crujías perpendiculares con cubiertas a dos aguas.

Interiormente, se configura con una doble galería de arcos de ladrillos sobre columnas de toscanas. Los que se hallan en la galería inferior son de medio punto y los de galería superior son son rebajados.

En 1628 La Casa fue cedida a las hermanas Franciscanas Clarisas estando habitada por la comunidad hasta 1631 fecha en la que pasaron a unas moradas de palacio cedida por el Duque de Arcos, situación actual del convento.

Entre muchos moradores se encuentran: Doña María Ponce de León (Duquesa de Arcos), Los Alguaciles mayores de la Real Chancillería de Granada, el Marqués D. José Miguel de Hinojosa, caballero de la Real Maestranza de Sevilla; El Marqués Don Juan de Montiel Ponce de León Cabeza de Vaca, rector de la Hermandad de la Soledad de Marchena.Etc.

Por descendencia, recayó en manos de las hermanas Dª María Teresa y Dª Ana María Mendigutía de Morales Hinojos y Montero de Espinosa. Que contrajeron matrimonio con los hermanos Don León y Don Lorenzo Coullaut Valera y Diez de la Cortina. El famoso escultor marchenero.

La Casa ha sido recientemente restaurada y acondicionada por el instituto Rafael Coullaut-Valera y Mendigutía de psiquiatría bajo la dirección de los descendientes de los antiguos propietarios y fundadores de la casa.