Arquitectura defensiva


Marchena un patrimonio
al descubierto

Arco de la Rosa / Puerta de Sevilla

La Puerta de Sevilla es conocida popularmente como Arco de la Rosa por una leyenda basada en sucesos medievales.

Comunicaba extramuros con la Medina.

Forma parte de la cerca Almohade que cierra el núcleo básico de la antigua ciudad y en su origen, alcanzó una longitud de unos 2400 metros.

Está dispuesta en quiebro y cumple todos los requisitos que recomienda Vitrubio. A la que se accedía por rampa, antiguamente, a través de un arco de herradura enjarjado, sin apuntar.

Es una de las entradas principales del recinto amurallado almohade del Siglo XIII aunque fue muy retocada y transformada en época cristiana sobre 1430, fecha en la que se le dotará de los monumentales y esbeltos torreones.

Por tanto su cronología es posterior al conjunto de la muralla.

Sobre el arco coronado el escudo Ducal, aparece el escudo de armas de la familia "Colonna" a la que pertenece el Papa Martín V que concedió una bula para la reconstrucción de la muralla.

Posiblemente gran parte de los torreones semicirculares y muros se construyeran en ese momento.

Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad.

Puerta de Morón / Exposición municipal de Coullaut Valera

Se trata de una doble puerta con patio y torre que la defiende. En ella tiene su sede la Oficina Municipal de Información Turística. El patio se techó y se instaló una colección de Lorenzo Coullaut-Valera, escultor marchenero de fines del siglo XIX, autor de obras como el monumento a Bécquer en los jardines del parque Maria Luisa (Sevilla) o el monumento dedicado a Cervantes de la Plaza de España (Madrid).

La muestra de "Lorenzo Coullaut Valera" se encuentra ubicada en un torreón almohade del Siglo XII.

Se inaguró el 12 de Octubre de 1990.

Es una colección permanente compuesta por veintitrés esculturas, tres relieves y dos dibujos originales que se reparten en dos salas.

Esta magnífica colección fue adquirida por Ilustre Ayuntamiento de Marchena a dos familiares del artista.

Lorenzo Coullaut Valera nace en Marchena el día 12 de Abril de 1876 fruto del matrimonio compuesto por un ingeniero francés y Mª Teresa Valera y Díez de la Cortina natural de Marchena.

Inicia sus estudios de Ingeniería naval en Nantes, que interrumpe para dedicarse al mundo del arte a partir de 1893. Tras volver a Marchena, comienza su formación artística en los talleres de Susillo en Sevilla y Querol en Madrid.

A partir de 1898 se establece como escultor en la Granja (Segovia) y participa con sus obras en las exposiciones nacionales y en múltiples concursos, donde recibe varias menciones honoríficas y medallas. Entre ellos destacan el monumento a Cervantes en la Plaza España de Madrid y el monumento a Becquer en el parque Mª Luisa en Sevilla.

Se hizo famoso tanto por los premios recibidos como por los múltiples encargos precedentes de entidades públicas y privadas, teniendo obras por toda España y en el extranjero.

El 21 de Agosto de 1932, fallece en Madrid a la edad de 56 años.

Puerta de Carmona/Ronda de la Alcazaba

Era una de las puertas que tenía la antigua alcazaba islámica y estaba defendida por una torre poligonal que es conocida en Marchena como la “Torre del Oro”. Está situada junto a la zona como es la “Ronda de la Alcazaba”, en la que contemplaremos un lienzo de la antigua Alcazaba islámica que concluye en la mencionada torre poligonal, realizados en el material original del siglo XII, el tapial.

La reconquista de Marchena (20 de Enero de 1240) por Fernando III el Santo, trae consigo el señorío de los Ponce de León (1309). El antiguo alcázar musulmán se convertirá en el Castillo de la Mota, morada de los nuevos señores de Marchena. Con ellos se iniciará un largo período de transformaciones urbanísticas y nuevas construcciones de iglesias, casas palacio, etc.

La "Ronda de la Alcazaba" se integra dentro del conjunto de lo que fue llamada Puerta de Carmona, uno de los tres alcázar Islámicos que, posteriormente, se convertiría en el Palacio de los Duques de Arcos.

Está situada a la derecha de una potente torre poligonal o "Torre del Oro" (característica claramente Islámica)

La Puerta de Carmona comunicaba directamente con el Aacázar, su arco de entrada debía ser de herradura, podría ser una de las puertas más primitivas del recinto.

Esta torre tenía una doble función; de defensa y refuerzo en ese extremo donde la cerca principal se une con la del alcázar, de ahí su mayor altura y especial configuración poligonal.

Su forma deriva de la propia técnica constructiva: cajones rectangulares de tapial dispuestos de forma que resulte una torre más o menos redondeada que domine todas las direcciones.

Debido a ello, su cámara superior convierte en una atalaya privilegiada para la vigilancia. Se accedía a ella desde el camino de ronda del muro general.

Posteriormente se vio necesario un vano de mayores proporciones realizándose una reforma, posiblemente, en el Siglo XVIII.

En el mismo recinto existe un mirador-antiguo torreón almohade desde el cual se puede obtener una panorámica de Marchena y de la campiña.

Hoy en día en la restauración de esta zona la ha convertido en una paseo turístico o zona de descanso, gran belleza junto a lienzos de la muralla que rodeaban y protegían a la alcazaba Islámica.

Puerta del Tiro

La Puerta del Tiro era la puerta principal de entrada al alcázar de la Marchena musulmana, permitiría establecer la comunicación y el control entre la Alcazaba y la Medina.

Pero la obra islámica fue muy trasformada al convertirse en vía de acceso a la zona palatina en el período ducal.

En principio, era una puerta de acceso en recodo, con torre frontal, pero fue radicalmente transformada en el s. XV, convirtiéndose en una puerta de acceso directo.

Por tanto, nos encontramos con restos de dos vanos de acceso, uno frontal que se cubre con una bóvedas de cañon abocinada, y otro, en el muro lateral derecho que conserva las dovelas de un arco enjarjado.

De la construcción primitiva, restan las dos pequeñas cámaras del interior de la torre, cubiertas con bóvedas de medio cañon y de la renovación ducal, resiste aún la bóveda abocinada inclinada que atraviesa el torreón.

Hacia 1492, coincidiendo con la guerra de Granada, se habilitó el acceso directo y se debió construir la portada gótica del palacio al final del corredor que permite el acceso tanto al palacio como a la iglesia.

Hoy en día, conocida como “La Puerta de Marchena”, la podemos contemplar en los jardines del Alcázar de Sevilla.

En la Puerta del Tiro son populares las llamadas “moleeras” con el canto de saetas carceleras en la madrugada del Sábado Santo a la Virgen de la Soledad de la Hermandad del Santo Entierro.